Programa de jóvenes viajeros de la #USAID: El dolor de una decepción

creativePor: María Carla González * editora del blog La Santa Mambisa

Mis ojos no querían creer lo que estaban leyendo. ¿Una vez más?, me preguntaba una y otra vez al leer los resultados de las investigaciones de AP que acusaban nuevamente al Gobierno de EE.UU. y la USAID de intentar socavar el orden interno en Cuba a través de acciones encubiertas, en este caso con la juventud cubana como epicentro.

La noticia da la vuelta al mundo y ni siquiera veo necesario abundar en ella, tampoco adentrarme en lo políticamente incorrecto de interferir en sociedades y sistemas políticos estables por el simple hecho de que no es del agrado de otros el modo en que se administran y dirigen socioeconómica y políticamente. Cuba es uno más de la larga lista de países que ha sufrido la injerencia en sus cuestiones internas, pero no por ello duele menos.

Duele que jóvenes latinoamericanos sin conocimiento pleno de la realidad cubana, incluso de las leyes por las cuales deberían regirse, son lanzados a una peligrosa encomienda que por más democrática que se quiera disfrazar no es otra cosa que un acto subversivo contra la Seguridad Nacional de un país, una acción encubierta violatoria de los más elementales principios y códigos de la ética, una acción recogida como figura delictiva en cualquier código penal de este mundo.

Duele que el gobierno de Estados Unidos en lugar de preocuparse por la ingobernabilidad que fundó en un país como Libia al promover el desmantelamiento de sus sistema político y el asesinato de su líder, por la inestabilidad que ocasionó en Iraq donde hoy el terrorismo y la inseguridad es mayor que cuando mintiendo al mundo mal justificaron la invasión y ocupación militar de ese país, por el sionismo y la masacre de su aliado Israel sobre Palestina, por los miles de niños centroamericanos que hoy quieren deportar por emigrar a su país huyendo de la miseria de naciones subdesarrolladas con sistemas capitalistas, duele un mundo que con esa enorme cantidad de recursos y esa tremenda historia de los “padres fundadores”, de Abraham Lincoln, Martin Luther King y otros, se “preocupen” por desestabilizar el país más estable que los rodea, un país donde contrariamente a lo que han dejado las botas de sus marines en los “oscuros rincones” reina la tranquilidad ciudadana, la educación gratuita, la atención médica esmerada y la voluntad de un pueblo de construir un mundo mejor … Duele mucho!

Duele saber que Obama con su “Yes we can” mintió a toda una generación de cubanos y estadounidenses que vieron en él la posibilidad real de poner fin a tantos años de enemistad, que creyeron que su discurso era transparente y que no llevaba un Judas en la sombra que representado por la USAID apuñalaría la supuesta intención de los dos gobiernos de sentarse a dialogar sin condiciones.

No logran entender lo que pasa en Cuba. Fracaso tras fracaso. Podrán invertir millones de dólares, podrán facilitar visado a cientos de jóvenes cubanos y lo más que lograrán es que el 99% de ellos utilice esos fondos y esos visados para darse un paseo por el mundo desarrollado o para mejorar las condiciones de vida suyas y de sus familiares, que de seguro sufren, como sufrimos todos los que vivimos en esta isla, las carencias materiales y limitaciones que nos ha impuesto convivir enfrentado al feroz imperio.

Haber concluido que los “mercenarios internos” no representan al pueblo cubano pues solo tienen como meta su prosperidad personal no significa que puedan encontrar en la juventud cubana el reemplazo del vendedor que cedió su alma al diablo y obtener de ellos el protagonismo que -a pesar de tantos millones- no pudieron fabricar en sus “subordinados” de antaño. No es la juventud cubana una juventud “desconectada”, mucha historia carga en su mochila para que esta pueda ser reemplazada por el dólar mal ganado.

Solo tengo un mensaje para Obama, la CIA y la USAID, cual no es más que el agradecimiento por tantos millones de dólares enviados, al final no importa para qué si el resultado es el fracaso que en sus hombros han endorsado, en definitiva ganamos eso y algo de dinero para invertir en la educación de futuros graduados, quizás hijos algunos de esos que ellos intentaron convertir en “renegados”.

 *editora del blog La Santa Mambisa

En Twitter: @Santamambisa

En Facebook: https://www.facebook.com/Santamambisa

Anuncios

Acerca de ciberperiodistas

“La verdadera función de un periodista es descubrir e investigar temas de interés público, contrastarlos, sintetizarlos, jerarquizarlos y publicarlos, recurriendo a fuentes periodísticas fiables y verificables, bajo el principio de respetar la verdad por encima de todo".

Publicado el agosto 6, 2014 en En el tintero, Noticias, Opinión, Política y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: