#México y #Venezuela: mentiras letales

Por: Nydia Egremy Pinto / México

La imagen es elocuente: un puñado de muchachos tímidos, abrumados por su debut ante las cámaras para emitir un titubeante discurso contra el gobierno de Nicolás Maduro; no son los jóvenes enmascarados que vandalizan en las calles de Caracas u otras ciudades que se identifican como “estudiantes” opositores, bisoños actores que siguen un guión para reclamar por la inseguridad en su país. En primer plano, desde las oficinas de CNN en Atlanta una airada Patricia Janiot es el eje de la noticia al anunciar que un estudiante murió en Táchira y, erigida en juez, sentencia que el responsable es un motorizado.

Y entonces el espectador mexicano hace un balance de lo que deja la violencia. Recuerda que en enero de 2012 Ashley Fantz reportaba para el canal CNN que en México el llamado combate gubernamental al crimen organizado había ocasionado 48 mil 750 muertes y que el narcotráfico representaba a esa fecha un negocio de unos 39 mil millones de dólares.

Y ese mexicano reflexiona que pese al complejo conflicto político-social de Venezuela, ahí nadie informa de la existencia de organizaciones delictivas tan poderosas que manejen tales dividendos. Frente a la pantalla, este ciudadano de México confirma que el número de víctimas en los enfrentamientos en Venezuela que difunden CNN, FOX y las agencias informativas internacionales, no se comparan con las que ha dejado en México el enfrentamiento entre las fuerzas gubernamentales y la delincuencia organizada en México.

Y ese mexicano, atento al desarrollo del conflicto interno venezolano, también reflexiona que desde el pasado 12 de febrero pasado, cuando subió la intensidad de la crisis entre la oposición y el gobierno, ningún periodista ha sido asesinado en Venezuela por fuerzas del orden o desde algún nivel de gobierno. En cambio, en México en los últimos 13 años han muerto 99 trabajadores de la prensa y muchos otros son víctimas de persecución, muerte, amenazas y hostigamiento desde los poderes locales, políticos y la delincuencia.

Así lo confirman la Fiscalía Especial de Combate a Delitos Contra la Libertad de Expresión y la organización no gubernamental internacional Freedom House. Este acoso vulnera el derecho a la libertad de expresión, señala el informe ¿Por Qué Tanto Silencio? Daño Reiterado a la Libertad de Expresión en México del Centro Nacional de Comunicación Social.

Y mientras se desvanece la rotunda voz de la señora Janiot, el mexicano se pregunta cómo le habrá caído a esta exmodelo y reina de belleza la confirmación de que CNN y otros medios fueron engañados por una oposición venezolana oportunista, que usó de modo truculento imágenes de represión contra ciudadanos en otros países para ilustrar supuestos casos de violencia en Venezuela.

El diario español Público, en su edición del 21 de febrero, publica cómo el autor de un tweet, Jonathan Mora, alardeaba que la agencia británica Reuters había reproducido su tweet #SOSVenezuela#PrayforVenezuela pic.twitter.com/QH73rNoNyp con la imagen de ocho civiles muertos en Alepo,Siria en julio de 2012 y que él atribuye a sucesos ocurridos en Venezuela con el texto: “Necesitamos que esta foto de vuelta al mundo! ¡Estudiantes muertos en Maracay!”

Tras apagar la transmisión nocturna de CNN sobre Venezuela, el espectador mexicano reflexiona en los distintos destinos que sigue la riqueza energética de México y el país sudamericano. Mientras la estatal venezolana Pdvsa comercializa sus hidrocarburos hasta sus clientes del Primer Mundo y a sus socios del Tercer Mundo les brinda facilidades de acceso, la también estatal mexicana Petróleos Mexicanos no logra salir adelante debido al efecto de décadas de despojo que ha favorecido la endémica corrupción.

Este mexicano se sorprendió muy gratamente cuando vio en la fachada de Pdvsa un gigantesco rostro del Libertador Simón Bolívar y cómo escuchó hablar muy orgullosos a los venezolanos de cómo contribuye esa empresa a los programas sociales que paulatinamente alejan el fantasma de la pobreza. En cambio, la hiel amarga la boca del mexicano cuando constata que en los últimos años aumentó en millones la cifra de pobres en su país y que hoy Pemex es noticia internacional por su próxima apertura a las petroleras foráneas y por los fraudes cometidos en su contra desde sus socios privados y sus propios ejecutivos.

Este mexicano, testigo de los intereses que se juegan en las coberturas mediáticas constata que las mentiras desde la pantalla, la prensa escrita y electrónica son letales para un gobierno como el bolivariano, que se propone sacar de la pobreza a millones de sus ciudadanos e integrar a la región de Nuestra América. Ahora sabe que basta un tweet para engañar a los crédulos medios internacionales que, en cambio, omiten informar del gran riesgo que corre la vida de los periodistas que en México se atreven a desenmascarar la estrategia del crimen organizado y la corrupción endémica.

 

<!–

Fecha de estreno:
Publicado por

–><!–

12 comentarios

–>

 

 
Anuncios

Acerca de ciberperiodistas

“La verdadera función de un periodista es descubrir e investigar temas de interés público, contrastarlos, sintetizarlos, jerarquizarlos y publicarlos, recurriendo a fuentes periodísticas fiables y verificables, bajo el principio de respetar la verdad por encima de todo".

Publicado el diciembre 19, 2014 en En el tintero, Noticias, Opinión y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: