Coordinadora de solidaridad rechaza otra injerencia contra #Venezuela

Ciudad de México, 21 de marzo de 2017

 

Hace unos días cuando el agente del imperio Luis Almagro intentó viajar a Cuba, se le negó la entrada al país, donde supuestamente se le iba a entregar un premio “inventado por un grupúsculo ilegal anticubano, que opera en contubernio con la ultraderechista Fundación para la Democracia Panamericana, creada en los días de la VII Cumbre de las Américas de Panamá, para canalizar esfuerzos y recursos contra gobiernos legítimos e independientes en Nuestra América”, decía la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno Revolucionario de la isla.

“Una vez más la dignidad de Cuba es lo que trasciende de este lamentable episodio, y los personajes involucrados, como Almagro y otros de la misma calaña, han sido puestos en el lugar que les corresponde, que no es otro que el estercolero de la historia”, como acertadamente lo expresaba en su comunicado el Grupo de Frenteamplistas de Uruguay en México por la Izquierda, integrante de nuestra Coordinadora.

 

Apenas asumió su cargo como secretario general de la OEA en 2015, Luis Almagro reveló sin tapujos, las tareas asignadas en su nuevo empleo como mercenario en el “ministerio de colonias”, implementado una descarada injerencia contra la República Bolivariana de Venezuela, agudizando las condiciones para proseguir con los planes de desestabilización que forman parte de la guerra mediática y económica que no cesa desde la asunción del comandante Hugo Chávez a la presidencia en 1999.

 

En estos días, Almagro arremetió nuevamente contra Venezuela, amenazando a su gobierno de aplicar la Carta Democrática, lo que había fracasado el año pasado al no contar con la mayoría calificada de dos tercios.

 

Esta vez, en una carta al Consejo Permanente de la OEA, Almagro en una actitud injerencista y provocadora llamó a Venezuela a realizar en la mayor brevedad” elecciones “libres, justas y transparentes“, que incluyan la presencia de observadores internacionales.

 

Ante estos hechos, respaldamos en todos sus términos al presidente Maduro cuando calificó como “inepto” al secretario general de la OEA y aseguró que no aceptará amenazas contra su Gobierno “No nos vamos a quedar callados ni de brazos cruzados frente a la agresión del secretario general, de este traidorcillo, de este inepto llamado Luis Almagro” “Responderemos en todos los planos, político, diplomático y más allá para defender la dignidad de Venezuela, porque nos asiste la razón”.

 

Este nuevo llamado injerencista de este desvergonzado peón del imperio constituye a todas luces una descarada violación a la soberanía nacional de la República Bolivariana de Venezuela, su constitución, sus leyes y los tratados internacionales.

 

Pero los ataques no terminan aquí, Almagro se acaba de reunir con Lilián Tintori, esposa del golpista Leopoldo López, en la sede de la OEA, donde realizaron una conferencia de prensa utilizando los espacios de la organización una vez más con fines proselitistas, violando no solo los principios de no intervención, sino el reglamento interno el cual establece que en la sede no se pueden realizar actividades políticas que vayan en contra de una Nación. Asimismo, aprovecharon esta plataforma para referirse al gobierno democrático y constitucional del presidente Nicolás Maduro, como “una dictadura”, lo que fue rechazado dignamente por la representante de Venezuela ante la OEA Carmen Luisa Velásquez.

 

No es la primera vez que Almagro, toma partida con el sector opositor más recalcitrante y golpista de la oposición venezolana. Recordamos aquella reunión de la extrema derecha internacional celebrada en Miami en mayo del año pasado, cuando con su presencia avaló  el pedido de intervención militar de los Estados Unidos a Venezuela por parte de Lilián Tintori, acompañada por el ultraderechista ex presidente colombiano Álvaro Uribe.

 

Como lo expresamos en reiterados comunicados, Leopoldo López no es un simple opositor detenido. Fue activa su participación en el golpe violento de 2002 que derrocó por 48 horas e intentó asesinar al presidente Hugo Chávez. En aquella conspiración golpista ese personaje estuvo a cargo de comandar a un grupo de paramilitares que allanó el domicilio del entonces Ministro del Interior en funciones, Ramón Rodríguez Chacín, para ser secuestrado, de por sí un crimen, violando las más elementales normas constitucionales.

 

Ahora es inculpado por la justicia venezolana, por incitación a la violencia y otros delitos enmarcados en un plan sedicioso que contribuyó decisivamente a crear la atmósfera social  desembocando en una fuerte ola de violencia callejera en 2014, de rasgo fascista, que costó la vida de 43 personas, más de 800 heridos, decenas de edificios públicos, universidades y autobuses incendiados.

 

En los hechos, desde que asumió el cargo, Luis Almagro tiene la misión de retrotraer a la OEA a tiempos anteriores, cuando funcionaba directamente al servicio de los dictados del Pentágono, promoviendo y avalando intervenciones militares a lo largo y ancho de nuestro continente.

 

Esa misión le fue encomendada por el Comando Sur de EU, en un documento revelado el año pasado que expresa textualmente “en el plano internacional hay que insistir en la aplicación de la Carta Democrática, tal como lo hemos convenido con Luis Almagro Lemes, Secretario General de la OEA…”

 

No cabe duda, que el secretario general está desempeñando esta misión asignada en el marco de una estratégica que forma parte de la contraofensiva oligárquico- imperialista que se propone acabar con el proyecto autonómico, integracionista y anti-neoliberal emprendido por los gobiernos progresistas de Nuestra América. Para la concreción de su plan estratégico han empleado todos los métodos legales e ilegales, incluyendo las guerras mediáticas, económicas e intervenciones directas como los intentos de golpes de estado como en Venezuela, 2002; Bolivia, 2008; Ecuador, 2010; y los golpes parlamentarios que se concretaron en Honduras, 2009; en Paraguay, 2012; y el más reciente en Brasil impulsado por las mafias corruptas que dominan el congreso de este país.

 

Ahora el principal ataque imperialista, se ha concentrado contra la Revolución Bolivariana, actuando coordinadamente con la derecha local e internacional.

 

Desde México expresamos nuestro total repudio y rechazo a Almagro, mercenario y tarifado del imperio, y nos solidarizamos con la República Bolivariana de Venezuela y el gobierno de Nicolás Maduro ante este nuevo ataque injerencista.

 

COORDINADORA MEXICANA DE SOLIDARIDAD CON VENEZUELA

Anuncios

Acerca de ciberperiodistas

“La verdadera función de un periodista es descubrir e investigar temas de interés público, contrastarlos, sintetizarlos, jerarquizarlos y publicarlos, recurriendo a fuentes periodísticas fiables y verificables, bajo el principio de respetar la verdad por encima de todo".

Publicado el marzo 28, 2017 en integracion, Opinión, Política, Solidaridad mundial, VENEZUELA y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: